SEGUIMOS HACIENDO ENVÍOS A TODO CHILE ✨ENVÍO GRATIS DESDE 30.000

4 Tiempo de lectura

15 Ideas que puedes hacer cuando se enfada un niño

 


Cuando un niño tiende a enfadarse, es importante que el adulto sepa interpretar la situación y valore las conductas de su peque, para adoptar la posición más adecuada para orientarlo.

Los niños suelen presentar complicaciones conductuales en mayor o menor medida, actitudes desafiantes, ser disociables o negativos, como algunas de las situaciones más recurrentes.

Te damos algunos tips para estas ocasiones.

¡Toma nota!

 

 

¿Qué hacer si un niño está enfadado?

 

Como sabemos el reto que tu respuesta implica en la formación de tus peques, queremos darte 15 ideas de lo que puedes hacer ante estas situaciones.

 

Controla tus emociones

Tu lenguaje no verbal permite que el niño sienta confianza y seguridad para expresarse, por eso es importante evitar exaltarte y, en cambio, respirar de manera regulada para reconocer que la situación no requiere sentir estrés.

Esto creará el ambiente adecuado para conversar sobre lo que sucede.


Crea un espacio propicio para escucharlo

Si bien a todos nos pasa que cuando estamos alterados y nos sentimos ignorados o no escuchados, levantamos el tono de voz, gesticulamos o realizamos movimientos insistentes o bruscos, es necesario que el niño reconozca sus sentimientos para evitar estas acciones.

Tener un momento para conversar con calma lo hará sentirse comprometido, pero a la vez escuchado, y tendrá mayor capacidad de tranquilizarse para tener una buena conversación.

También es importante que no haya personas cerca, pues podría cohibirse de hablar.


Evita imponer o llevar la contraria

La situación no debe convertirse en una batalla de titanes para darte la razón, pero tampoco debes ser compasivo y ceder a las demandas de tu hijo sin mayor reparo.

Esto podría generar un mayor dolor más adelante, pues entenderá que el mejor camino para obtener lo que quiere es la ira.


No lo tomes personal

Muchas veces los padres interpretamos de manera incorrecta los gritos o las palabras hirientes de los niños.

Es claro que ellos no saben el trasfondo y es necesario que le hagas comprender que no debe alzar la voz ni agredirte, en cambio, puedes proponerle opciones para que el niño decida y se sienta incluido.

Recordemos que la amargura y la ira esconden tras de sí mucho dolor, trata de llegar al origen de ese sentimiento con inteligencia.


Genera límites en la comunicación

Es importante determinar ciertos límites en la comunicación y la mejor manera de conseguirlo es utilizando ejemplos sin sesgar o ignorar los sentimientos de los peques.


Guíalo a generar opciones

Es importante actuar de manera neutra, entender la situación del niño y guiarlo a que considere otras alternativas.

También es importante que durante la conversación el peque proponga opciones y acciones que puedan reemplazar o mitigar la situación.

De esa manera sentirá que sus sentimientos son importantes para ti y que puede expresarse con tranquilidad.


Establece un pacto

En torno a la conversación, uno de los primeros acuerdos es establecer actividades, tareas y compromisos.

Generar un pacto en el que el niño se sienta parte de una sociedad, le permitirá tener mejores elementos al momento de expresarse.


Realizar actividades lúdicas o deportivas

Estas permitirán que el gasto de energía en los niños se realice en actividades centradas en su desarrollo, además que las disciplinas deportivas le permitirán tener mayor concentración y juicio.


Sé el mejor ejemplo

Como adulto tienes la responsabilidad en todo momento de brindarle el mejor ejemplo en cualquier situación.

Fortalecerá la autoconfianza y mejorará las actitudes hacia los demás, además, los niños copian casi todo lo que ven, así que es mejor que de ti vea lo mejor que puedas ser.


Realiza seguimiento

Es necesario verificar los entornos e interacciones en las que participa el niño, con la finalidad de determinar si hay situaciones y motivaciones externas que conllevan a que pierda el control frecuentemente y sin remordimiento.


Resalta los buenos resultados

Es importante que tu peque vea que sus esfuerzos por comportarse bien y responder de mejor manera tienen buenos resultados, aunque los mismos no sean materiales.

 

Evita el lenguaje negativo

 

La palabra “no” genera un sesgo constante en los niños, por lo tanto, es necesario utilizar otros términos o maneras de dar el mensaje para que el pequeño lo vea como una oportunidad en lugar de como una prohibición o rechazo.

 

Evita atemorizar

Una de las acciones más comunes es generar temores en los niños, ya que de esta manera suelen ceder rápidamente.

Sin embargo, tiene resultados terribles, pues tendrás un niño reprimido, temeroso, sin capacidad de expresarse de manera adecuada y, muy posiblemente, con mucho resentimiento.

En su lugar, implementa disciplina de manera reflexiva.

 

Asegúrate que siempre entienda el porqué

Es necesario que el niño comprenda tu punto de vista,  contextualiza la situación, aclara conceptos y palabras que tu peque no comprenda.

Esto permitirá mayor capacidad de entendimiento por parte del niño.

Por ejemplo: no es lo mismo decirle a un niño “no toques eso, porque yo lo digo” a explicarle “no toques eso, porque te puedes quemar, te va a doler mucho y podría tardar tiempo en curar”.

 

Motiva la empatía

Enseña a tu hijo en cada situación la importancia de comprender los sentimientos del otro, utilizar un lenguaje adecuado y que empatice antes de juzgar o cometer acciones que perjudiquen a otros.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

Juego de movimientos para trabajar emociones (Actividad)
Juego de movimientos para trabajar emociones (Actividad)

3 Tiempo de lectura

Ideas sensoriales para niños
Ideas sensoriales para niños

2 Tiempo de lectura

Uno de los retos más importantes de nosotros como padres es la estimulación de los cinco sentidos de nuestros hijos, lo cual fortalece su desarrollo psicomotor, mental y físico.

Estas son algunas ideas para jugar en tu hogar con los peques, permitiéndoles asimilar de mejor manera su entorno ¡Toma nota!:

Emociones: Cojín de los gritos (rabia y desahogo)
Emociones: Cojín de los gritos (rabia y desahogo)

2 Tiempo de lectura

La idea de utilizar un cojín para ahogar los gritos de estrés es ideal para que tu peque sepa que puede gritar sin incomodar o preocupar con el ruido a otras personas.

Además, si lo desea, puede golpear el cojín para sacar toda la rabia que sienta, siempre y cuando tenga presente que solo puede hacer eso con el cojín y no con otras personas.