3 Tiempo de lectura

Como ya lo sabemos, la mayoría de los peques prefieren pasar horas enfrente del televisor o la computadora antes que estar sumergidos en un buen libro. Y nada nos gustaría más que nos obedecieran cuando les decimos que es suficiente…

No podemos culparlos, la tecnología ha invadido nuestras vidas y tras una larga temporada de clases virtuales y trabajo remoto, las pantallas se han vuelto parte de nuestra cotidianidad.

La buena noticia es que no todo está perdido, pues los libros tienen mucho que ofrecer. Tal es así que, a pesar de que cada día son más los dispositivos electrónicos que nos rodean, nada le gana a entrar en una librería y escoger un título que nos llame la atención.

Llegar a casa y destapa un libro nuevo, olerlo y empezar a leerlo a gusto en nuestro rincón preferido, es una experiencia que nunca podremos imitar con una Tablet, un computador o  un celular.

Para que tus hijos se desconecten por un rato de la tecnología y sientan amor por los libros análogos, te presentamos tres actividades que les pueden ayudar. ¡Toma nota!

 

  • Cine foro.

Una de las ventajas del séptimo arte es que se ha dado a la tarea de adaptar muchas obras literarias, por lo que muchos jóvenes y no tan jóvenes se han interesado en leer las historias originales.

Quizás el ejemplo más revolucionario de las últimas décadas es la saga de Harry Potter. Gracias a sus libros, muchos niños han incursionado en la lectura porque es una historia que lo tiene todo para quienes gustan de sentarse a imaginar.

Una vez que escojan una historia, anima a tu peque a leer el libro primero y luego ver la peli, de este modo podrán hacer un cine foro para hablar sobre las principales semejanzas y diferencias entre el texto original y su adaptación.

Este es un ejercicio que invita a pensar mientras se disfruta un montón, y lo mejor de todo es que alejará a tu hijo del computador durante un buen rato.

 

  • Jugar al papelito.

Esta dinámica es muy fácil de organizar y se puede hacer en grupos, duplas e incluso en solitario. Junto con tu peque, escriban muchas (más de 20) palabras al azar en papeles picados y dóblenlos para ocultar su contenido.

En un tazón, coloquen todos los papeles y mézclenlos. Cada uno debe sacar la misma cantidad de papeles y escribir un relato o pequeño cuento en el que incluya todas las palabras que escogió al azar.

Pasarán un rato agradable, pues se divertirán un mundo inventando y leyendo los cuentos de cada uno.

 

  • Ruta con pistas.

Si tu hijo en serio quiere ganarse un tiempo con pantallas o en su videojuego, ponles clave. Eso sí, debes prepararte para dedicarle tiempo previo a la dinámica, pues eres tú quien va a preparar las instrucciones.

Escoge los textos que quieres que tu peque lea (pueden ser los que le asignaron en el colegio u otros de su/tu interés), y prepara una ruta con pistas.

Para poder descifrar cada una, debe leer el o los capítulos del libro que indiques. Allí podrás esconder palabras o adivinanzas que le sumen a la meta final de descifrar la contraseña de la compu.

De este modo, tu peque se divertirá un montón leyendo y alcanzando el desafío.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.