3 Tiempo de lectura

Caja de las emociones

 

La caja de emociones es un instrumento que permite la asociación de los sentimientos con las situaciones de manera didáctica, generando una mejor comunicación de las emociones, al mismo tiempo que fortalece la inteligencia emocional de los niños. 

Es ideal para manejar en grupos pues permite trabajar en la solución de conflictos y de la misma manera permite prevenir futuros desacuerdos, debido a que la caja puede incluir distintas emociones como lo son:  la ira, la tristeza, la felicidad, el enojo, la resignación, la confusión, el asombro, entre muchas otras.

También puede motivar la expresión de situaciones con frases sin concluir para que durante el ejercicio se complete la frase o incluso agregar tarjetas con actividades que permitan la comunicación emocional.

Las caritas o emoticones son un gran elemento para trabajar con los niños, porque el peque hace la relación inmediata y el tutor puede indagar sobre situaciones en donde haya experimentado ese sentimiento, un ejemplo puede ser que un niño saque de la caja una pelota con una cara feliz.

Además de imitar la cara, el tutor puede preguntarle al peque cuándo ha sido feliz, y el niño puede expresar cosas del tipo “soy feliz cuando me llevan a la escuela porque puedo jugar con mis amigos”.

En ese momento, el niño relaciona una situación con la carita feliz y expresa qué lo hace feliz en un espacio de confianza. Otro ejemplo puede ser cuando el niño saca una carita de enfado.

El tutor le consulta al niño cuándo ha estado así y este podría manifestarle una respuesta que no necesariamente tiene que ver con una actitud directamente de ellos mismos; en algunas ocasiones se presentan respuestas como “cuando mi mamá está enojada con mi papá”.

En ese caso, el niño hizo la relación con la situación más común en su entorno y lo manifestó generando un indicador de que algo no está bien en su hogar y requiere ser escuchado en un espacio dedicado solamente a él.

En varias ocasiones se expresan situaciones que ocurren en la escuela y por eso la caja de las emociones es una herramienta ideal para los maestros.

El reto más importante es no perder la constancia en tanto el nivel de confianza vaya aumentando al pasar las sesiones, pero las ventajas son mucho más provechosas, pues aumenta la autoestima y la seguridad emocional de los alumnos al sentirse escuchados.

Si utilizamos la caja de las emociones con tarjetas, podríamos adaptarlas a un grupo con necesidades más específicas y que puedan ser definidas porque son niños más grandes o porque el grupo al que pertenecen tiene distintas dinámicas que afectan su desempeño, como puede ser la escuela, hacer parte de un equipo deportivo, de danza, de teatro, entre otros.

Un modelo para implementar con tarjetas podría utilizar frases como las siguientes:

Cuenta una situación en la que…
  • Te has sentido ignorado
  • Has agredido verbalmente a alguien
  • Te alegraste
  • Te enfadaste con alguien
  • Mentiste

Cómo te sientes cuando…

  • Aprobaste la materia
  • No dejaste hablar a tu compañero
  • Levantaste la voz a alguien
  • Realizaste la exposición en grupo
  • Realizaste el trabajo en solitario y los demás se reunieron en grupos

En una actividad que busque la integración del grupo, podríamos incluir tarjetas que involucren dinámicas en las que el niño deba expresar sus ideas o realizar una actividad en conjunto.

Estos son algunos ejemplos:

  • Dar un abrazo a tres compañeros del equipo
  • Dile a tu maestro(a) 3 cualidades de él o ella
  • Dile a un compañero(a) 3 cualidades suyas
  • Choca los cinco con el compañero que más te la llevas en el salón
  • Habla con el compañero que menos has tratado y encuentra 3 cosas en común con él o ella

Este tipo de actividades mejoran la vinculación afectiva como grupo, genera una identidad, sentido de pertenencia y agiliza el funcionamiento a nivel de equipo en la búsqueda de objetivos grupales.

Al desarrollar la caja de emociones, constantemente se debe generar la sensación de que el tiempo se está aprovechando al máximo y así fomentar muchas opciones en la resolución de nuevos conflictos, siempre en aras de motivar a mantener un espacio de confianza y seguridad.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

Juego de movimientos para trabajar emociones (Actividad)
Juego de movimientos para trabajar emociones (Actividad)

3 Tiempo de lectura

Ideas sensoriales para niños
Ideas sensoriales para niños

2 Tiempo de lectura

Uno de los retos más importantes de nosotros como padres es la estimulación de los cinco sentidos de nuestros hijos, lo cual fortalece su desarrollo psicomotor, mental y físico.

Estas son algunas ideas para jugar en tu hogar con los peques, permitiéndoles asimilar de mejor manera su entorno ¡Toma nota!:

Emociones: Cojín de los gritos (rabia y desahogo)
Emociones: Cojín de los gritos (rabia y desahogo)

2 Tiempo de lectura

La idea de utilizar un cojín para ahogar los gritos de estrés es ideal para que tu peque sepa que puede gritar sin incomodar o preocupar con el ruido a otras personas.

Además, si lo desea, puede golpear el cojín para sacar toda la rabia que sienta, siempre y cuando tenga presente que solo puede hacer eso con el cojín y no con otras personas.