Diaguitas

2 Tiempo de lectura

Los diaguitas son un pueblo originario de América del sur. Se ubican en los valles Calchaquìes al noroeste de nuestro país vecino, Argentina, y en el Norte Chico de nuestro amado Chile.

Los diaguitas por mucho tiempo fueron un pueblo sedentario, no se movían mucho de sus tierras.

Vivían en casas de piedra con techo de paja y cada familia acostumbraba a fabricar sus propias cerámicas.

Practicaban la agricultura, la caza, el pastoreo y la pesca como principales actividades económicas.

Sembraban maíz, quínoa, papa, algodón y zapallo. En sus prácticas de agricultura, tenían un método de riego y cultivo en terrazas muy avanzado, aún para la llegada de los españoles, era bastante adelantado para su época.

Además, como en el sector donde se encontraban la tierra era muy dura, utilizaban una herramienta de un metro de largo con forma de bastón llamado taclla o palo cavador, este artefacto ayudaba mucho y facilitaba bastante el trabajo.

Domesticaban animales y durante todo el año, estos eran alimentados en los pastizales cercanos a los valles. Una vez llegaba el verano, los animalitos eran trasladados directamente a los hermosos pastos cordilleranos para que disfrutaran del ambiente.

Su vestimenta era particularmente cómoda, pues utilizaban camisas de algodón o lana de llama, mismas que llegaban por debajo de las rodillas y eran ceñidas en la cintura. Sobre esta prenda, utilizaban un poncho y llevaban gorro también.

Con respecto a su calzado, no podían faltar las ushutas, que eran básicamente sandalias de cuero con cordeles de lana.

Respecto a sus expresiones artísticas, los diaguitas dirigían todo hacia los temas religiosos.

Siempre destacaron en la alfarería, pues es considerado el mejor acabado de las culturas nativas de nuestro país (inclusive de Argentina también).

En las cerámicas representaban mucho a sus animales sagrados, que eran serpientes, batracios y ñandúes (considerado el anunciador de las lluvias). También eran muy buenos extrayendo y trabajando con los metales preciosos, como el oro, la plata y el cobre. Con estos materiales solían fabricar hachas, pinzas, cinceles, accesorios y espátulas.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.