ENVÍOS A TODO CHILE ✨ENVÍO GRATIS DESDE 30.000

2 Tiempo de lectura

Juguetes que puedes fabricar en casa con los niños

 

Los juguetes son parte fundamental de la infancia, pues les ayudan a nuestros peques a desarrollar capacidades que durante su crecimiento les serán muy útiles para desenvolverse en diferentes situaciones, además de prepararlos para el aprendizaje constante de la vida.

Sin embargo, a veces pueden ser muy costosos o delicados de manipular, de modo que no podemos adquirirlos o se rompen fácilmente.

Es por eso que hoy queremos compartir contigo algunas ideas para hacer juguetes caseros, con los que no tendrás que invertir mucho dinero y, lo mejor, podrás pasar más tiempo de calidad haciendo algo diferente y compartiendo con tus niños.

 

  • Atrapa pelotas

Corta por la mitad un envase plástico de jugo o leche (si tiene agarradero, mejor) de modo que sirva como vaso.

Puedes agregar silicón en la parte donde hiciste el corte para evitar que tus peques se lastimen con las partes filosas.

Asimismo, puedes decorar el envase con brillantina, lentejuelas y otros adornos para personalizarlo según el gusto de tus hijos.

Finalmente, a lanzar la pelota... ¡y que la atrape el más hábil!

 

  • Cometa

Todos deberíamos vivir la experiencia de volar una cometa, pero más aún una que hayamos hecho nosotros mismos.

Lo mejor de todo es que son muy sencillas de armar y los materiales que se necesitan no son nada costosos.

Aquí puedes ver un tutorial bastante fácil y breve para que construyas junto con tus peques las más coloridas y divertidas cometas.

 

  • Títeres

Estos juguetes son súper entretenidos y los niños les cogen mucho cariño porque pueden hacerlos parecidos a ellos, a alguien a quien quieren mucho o a sus personajes favoritos.

Para elaborarlos necesitarás tela (preferiblemente fieltro de colores variados) y material escolar para hacer el cabello (funciona el estambre), ojos para muñecos, aguja, hilo, pegamento de silicón, tijeras, entre otros.

Una vez que hayan creado sus personajes, podrán interpretar obras de teatro o jugar al ventrílocuo.

¡Se divertirán un montón!

 

  • Memoria

Este juego es uno de los favoritos de los peques puesto que se divierten mientras compiten sanamente entre sí.

Como si fuera poco, pueden crear su propio y personalizado juego de memoria con ayuda de plantillas y colores, o bien imprimiendo imágenes de su entero gusto, como sus dibujos animados favoritos e incluso fotos de sus seres queridos.

Para proteger las fichas, se pueden pegar en trozos de cartón (cuidando que tengan un color uniforme) y forrar con papel contact (papel adhesivo).

 

  • Coronas y espadas

La cartulina sirve para muchas cosas y una de ellas es que puedes dibujar y cortar la silueta de una corona o una espada, según la preferencia de tus peques, decorarlas con material escolar ¡y listo!

Recuerda que los juguetes caseros pueden durar mucho menos que los comercializados, pero te aseguramos que tus niños se divertirán mucho haciéndolos y jugando con ellos, pues al fin y al cabo pasarán más tiempo contigo durante el proceso y les tendrán un cariño especial a sus creaciones.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

Juego de movimientos para trabajar emociones (Actividad)
Juego de movimientos para trabajar emociones (Actividad)

3 Tiempo de lectura

Ideas sensoriales para niños
Ideas sensoriales para niños

2 Tiempo de lectura

Uno de los retos más importantes de nosotros como padres es la estimulación de los cinco sentidos de nuestros hijos, lo cual fortalece su desarrollo psicomotor, mental y físico.

Estas son algunas ideas para jugar en tu hogar con los peques, permitiéndoles asimilar de mejor manera su entorno ¡Toma nota!:

Emociones: Cojín de los gritos (rabia y desahogo)
Emociones: Cojín de los gritos (rabia y desahogo)

2 Tiempo de lectura

La idea de utilizar un cojín para ahogar los gritos de estrés es ideal para que tu peque sepa que puede gritar sin incomodar o preocupar con el ruido a otras personas.

Además, si lo desea, puede golpear el cojín para sacar toda la rabia que sienta, siempre y cuando tenga presente que solo puede hacer eso con el cojín y no con otras personas.