3 Tiempo de lectura

Recuerdo que de pequeña con una sola mirada amenazadora de mi papá cambiaba la actitud. A muchas nos sucedió. Podía ser una mirada, amenaza o algún otro modo de castigo. Esta es la disciplina basada en el castigo

Hoy en día, la disciplina con nuestros peques va cambiando y hay quienes tienen una permisividad exagerada para obtener resultados distintos, donde tampoco es un camino recomendado.

Entonces, ¿Qué se recomienda ahora? 

 

En qué consiste la disciplina positiva, objetivos y beneficios

 A raíz de estos dos modelos erróneos nace la disciplina positiva, misma que funciona a través de la colaboración y la autonomía, el cariño y la empatía, la libertad de actuación y el crecimiento sano y feliz.

Según este modelo, no existen niños ni buenos ni malos, solo se trata de buenos y malos comportamientos.

Los objetivos de este tipo de disciplina son:

  • Educar a los peques de un modo en el que entiendan las normas,
  • Comprendan que estas buscan brindar seguridad y bienestar, no como un método para imponer normas,
  • Enseñar a los peques a distinguir lo que está bien y lo que está mal.

La responsabilidad en los niños es una exigencia incuestionable y es necesaria en todo momento, enseñarles este valor a través de este método hará que la vida en casa sea más sencilla y plena.

Ahora ¿Qué técnicas podemos emplear para educar positivamente a los peques?

 

Cómo implementar la educación positiva en casa

 

Para implementar la educación positiva en casa nuestro objetivo siempre debe ser: Los niños deben aprender, no obedecer, esto lo logramos por medio de varias acciones:

  • Alejarse de los castigos físicos y verbales es lo primero, además de olvidarnos también de imponer normas y pautas.
  • Elogiar aquellas actitudes correctas es una excelente manera de empezar.
  • Podemos reforzar las conductas que están bien ponderando, contando y reviviendo aquellos momentos en los que los nenes actuaron correctamente.
  • Establecer una rutina fija evitará conductas perjudiciales. Por ejemplo, los niños deben saber que luego de jugar deben recoger sus juguetes y dejar ordenado su espacio de juegos. Es importante hacerles saber que si no cumplen con esto, estarán actuando mal y que tendrá consecuencias que deben asumir. Esto hará que traten de cumplir con sus responsabilidades.
  • No darles atención cuando adoptan actitudes inaceptables, esto  solo hará que entiendan que le dedicarás más tiempo si lo hacen. En lugar de discutir con ellos, es mejor ignorarlos para que aprendan que existen mejores maneras de comunicarse.

 

Recomendaciones

Si bien es cierto que mantener una actitud calmada en estos casos puede ser una tarea complicada, es importante recordar que se trata de un niño y que es tarea nuestra guiarlos por el camino correcto.

Así que si te encuentras en un momento intenso, lo mejor será mantener la calma y relajarse.

Preguntar en lugar de ordenar es otra manera de emplear la disciplina positiva.

Asegurar que un peque conoce la respuesta y darle libertad de hacer las cosas bien, hará que aprenda a comportarse y no obedecer a ciegas simplemente. ¿Un ejemplo? Preguntarle: “¿Qué toca hacer ahora?” y que el niño responda es preciso.

Sin embargo, también es importante estar pendiente de ellos y no dejar que se pasen de listos: Avisar y recordar con antelación lo que viene luego de una actividad que esté realizando es excelente para que no les agarre por sorpresa nada.

Por otro lado, darles a escoger el orden en el que quieren cumplir sus tareas refuerza su capacidad de tomar decisiones y de recordar lo que deben hacer. Por ejemplo, puedes comenzar preguntándoles si prefieren bañarse antes o después de comer.

Finalmente ¿Qué ejemplo le damos a los peques si no cumplimos nosotros mismos con las tareas que tenemos? Recordemos que los niños se fijan en nosotros para tomar comportamientos y formar sus actitudes, por lo que debemos actuar con coherencia y servir de modelo para ellos.

Aplicar la disciplina positiva es la manera correcta de criar a los niños, pues no nos entregamos a ningún extremo perjudicial para ellos (ni para nosotros mismos).

¿Qué te parece comenzar hoy?

Mira estos ejemplos para que los puedas poner en práctica desde hoy mismo.
¿Qué es la disciplina positiva?
 
Empoderar vs Facilitar
 
Ejemplos de disciplina positiva
 
Ejemplo de disciplina positiva al guardar los juguetes
 
 
 
¿Quieres comenzar a crear hábitos en tu peque? Te recomendamos nuestro tablero de tareas.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.