3 Tiempo de lectura

Los niños y las fases del proceso de lectura y escritura

 

La enseñanza de la lectura y de la escritura en nuestros niños es un proceso algo complejo que se da en varias etapas claramente definidas, así es que en Ekiz, pensando en ti y en el bienestar de tus hijos, queremos hablarte un poco acerca de cuáles son cada una de estas etapas, así sabrás en qué fase se encuentra tu hijo y podrás ayudarlo mucho mejor en cada una de ellas.

Así que... ¡Adelante y comienza a tomar nota!

 

Capacidades necesarias para iniciar el aprendizaje de la lectura

 

La enseñanza de la lectura requiere tiempo, no es algo que se enseña en un solo día, además es algo que depende de la habilidad de cada niño, de su edad y de las dificultades que pueda presentar en el desarrollo del proceso.

Se debe contemplar como un conjunto de pasos que se enfocan a lograr la lectura y luego en la comprensión lectora, e insistimos, es algo que depende de la capacidad cognitiva que por su edad debería dominar.

La habilidad para procesar información se adquiere en un orden preciso, de esta forma se desarrolla la capacidad para continuar una siguiente fases del proceso de lectura y escritura.

Además hay otras habilidades que en conjunto conforman la preparación del niño para aprender a leer y aprender a escribir, tales como el procesamiento visual, el auditivo, o la memoria, con esto logrará leer de forma fluida, evitando errores y comprendiendo el mensaje leído.

 

Fases del aprendizaje de la lectura

 

El proceso para enseñar a leer a los niños consta de 5 etapas:

 

  • Logográfica
  • Pre Alfabética
  • Parcialmente alfabética
  • Alfabética competa
  • Alfabética consolidada

 

Etapa logográfica

Sucede en los niños algo similar como a los adultos cuando vemos una palabra en un idioma que no conocemos, tal como ruso, árabe o japonés.

Se caracteriza por:

 

 

Etapa pre alfabética

Se caracteriza por:

 

  • Reconocimiento del significado de una palabra por su forma, tal y como si se tratara de un dibujo
  • Depende de la longitud que tiene cada palabra o de los trazos hacia abajo o hacia arriba que tenga o si inicia con una mayúscula, como por ejemplo el nombre del niño
  • Lee la forma, aún no lee mediante la conversión de letras a su fonema

 

Etapa parcialmente alfabética

Se caracteriza por:

 

 

Etapa alfabética completa

Se caracteriza por:

 

  • Conocer todas las equivalencias de las letras con sus sonidos propios
  • Conocer todas las sílabas que forman la palabra
  • Lee la palabra con un poco más de soltura y con algo de rapidez
  • Ya no requiere tanto esfuerzo para leer la palabra
  • Se autocorrige con la relectura

 

Etapa alfabética consolidada

Se caracteriza por:

 

 

¿Aún con dudas?

Puedes revisar nuestra sección de Preguntas Frecuentes y si aún persiste tú duda o tienes algún comentario acerca de tu pedido, puedes comunícate con nosotros y hablamos hoy mismo por WhatsApp: wa.me/56964574700

 

 


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

Hábitos y responsabilidades para tu peque de 8 a 9 años
Hábitos y responsabilidades para tu peque de 8 a 9 años

2 Tiempo de lectura

Si tenemos peques de 8 a 9 años, ya sabemos la importancia de asignarles tareas en el hogar, con esto no sólo nos ayudan con ciertos oficios en la casa sino que fortaleceos la autoestima y seguridad en ellos. Les inculcamos valores, hábitos y responsabilidades, disciplina, normas y a trabajar en equipo
Hábitos y responsabilidades para tu peque de 12 años
Hábitos y responsabilidades para tu peque de 12 años

2 Tiempo de lectura

El tiempo pasa muy rápido, ya nuestros peques han crecido mucho ¡Son casi unos adolescentes! Ha sido una hermosa labor, con altos y con bajos, pero entre todos lo hemos logrado, desde pequeños hemos formado a nuestros hijos para que sean autónomos, independientes, seguros de sí mismos, colaboradores y proactivos.
Hábitos y responsabilidades para tu peque de 10 a 11 años
Hábitos y responsabilidades para tu peque de 10 a 11 años

3 Tiempo de lectura

No es de forma repentina que nuestros peques han aprendido a hacer tantas cosas, ya comienzan a ser disciplinados, se les ve más autónomos e independientes en algunos aspectos, sin duda alguna se están preparando para la adolescencia y futura vida como adultos.